workplace vehicle accidents

Muchas industrias dependen del uso de vehículos y camiones grandes para completar tareas que van desde el transporte de productos hasta la demolición de edificios. Las enormes máquinas, como los montacargas, los volquetes, los vagones de tren ligero, los tractores, los trenes, los camiones diesel, los camiones de cemento y las carretillas elevadoras, hacen posible una amplia variedad de trabajos, pero también conllevan una alta tasa de lesiones y muertes para quienes las manejan y trabajar cerca de ellas.


En 2018, los accidentes de transporte representaron casi el 40 % de las lesiones fatales en todas las industrias laborales, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Esto no es sorprendente dado el peso y la carga de estos vehículos. Las cargas pesadas y las sustancias químicas peligrosas pueden hacer que los vehículos sean aún más peligrosos si chocan con otro vehículo, maquinaría o personal. Algunas de las lesiones comunes en accidentes de vehículos en el lugar de trabajo incluyen la fractura de hueso, hemorragias internas, pérdida de extremidades, daño de la médula espinal y traumatismos craneoencefálicos.

Los accidentes que involucran un vehículo en el lugar de trabajo ocurren con demasiada frecuencia, a pesar de que es relativamente fácil prevenir muchos de estos sucesos implementando incluso las medidas de seguridad más modestas. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) investiga estos incidentes y emite citaciones a los empleadores por no implementar incluso las normas de la OSHA más básicas, incluidas algunas precauciones de seguridad que deben ser de puro sentido común. Una de las razones de los accidentes de vehículos en el lugar de trabajo es que muchos empleadores no se toman el equipo tan en serio como otras máquinas y vehículos industriales. Según los expertos que han estudiado estos accidentes, el factor más comúnmente citado es la inadecuada o nula formación de los operadores o de quienes trabajan alrededor del equipo. Más a menudo de lo que debería ser el caso, los supervisores simplemente entregan las llaves a un trabajador y le ordenan que las manejen sin evaluar su capacidad para hacerlo.

Accidentes con montacargas

Uno de los vehículos más comunes involucrados en accidentes laborales es un montacargas. Los montacargas, también conocidos como camiones industriales, vienen en varias configuraciones diferentes. El montacargas estándar más común tiene la capacidad de levantar e inclinar cargas pesadas, generalmente sobre paletas, mientras que los montacargas telescópicos están equipados con brazos manipuladores que pueden elevar cargas a alturas de hasta 40 pies. En varias industrias, un montacargas es una pieza esencial del equipo de trabajo que en realidad puede contribuir en gran medida a prevenir lesiones graves en la espalda, las piernas y otras partes del cuerpo de los trabajadores. Sin embargo, cuando un montacargas está en manos de la persona equivocada, puede ser extremadamente peligroso y los accidentes con montacargas pueden provocar lesiones muy graves. Los accidentes comunes con montacargas incluyen que un trabajador sea golpeado, arrastrado o aplastado por una carga, que el montacargas se vuelque o que el operador sea expulsado del montacargas. Lamentablemente, al igual que otros vehículos, los gerentes a menudo no ven los montacargas como equipos serios, por lo que pasan por alto las reglas sobre quién debe manejarlos. Los operadores sin experiencia a cargo de manejar estos peligrosos equipos pueden ocasionar situaciones peligrosas.

Hay una serie de medidas que se pueden tomar para mejorar la seguridad de los trabajadores cerca de los vehículos, como garantizar que no haya problemas como una mala visibilidad, gases sin filtrar, partes calientes expuestas, la falta de un comando de apagado de emergencia o el mantenimiento general de la máquina. Por supuesto, existen otros problemas relacionados con personal que también deben corregirse, como no presionar a los operadores para que realicen sus tareas con rapidez. Manejar vehículos en el lugar de trabajo puede ser complejo y, a menudo, requiere una formación especial. Las empresas que emplean a conductores sin experiencia tienen muchas más probabilidades de provocar un accidente. Preparar a los trabajadores en caso de emergencia también puede reducir los daños ocasionados por un incidente desafortunado. Operating workplace vehicles can be complex and often requires special training. Companies that employ inexperienced drivers are much more likely to cause an accident. Preparing workers in case of an emergency can also reduce the damage resulting from an unfortunate incident.

Como suele ser el caso, muchos accidentes de vehículos en el lugar de trabajo ocurren porque las empresas anteponen sus resultados finales a la seguridad de los trabajadores. Estos tipos de vehículos pueden causar fácilmente un incidente que ponga en peligro la vida si las empresas y el personal directivo no cumplen con las medidas de precaución. Los trabajadores tienen derecho a un lugar de trabajo seguro y cuando esto se ve comprometido debido a negligencia, la parte culpable puede ser considerada responsable de los costos de las lesiones. Determinar quién es el responsable de los daños puede ser un desafío, pero un abogado calificado puede revisar su caso con confianza e informarle sobre las posibles opciones.

Abogados especializados en accidentes de vehículos en el lugar de trabajo

Buscar una indemnización después de una lesión relacionada con un vehículo en el lugar de trabajo puede ser abrumador. Con la guía de Adame Garza LLP, puede estar seguro de que se está siguiendo el mejor curso de acción de la manera más eficaz posible. Contáctenos hoy para debatir su situación particular y enterarse de cómo podemos ayudarlo a recuperarse.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish