refinery and plant explosions

No es ningún secreto que en Texas se produce una gran parte no solo de los recursos de petróleo y gas del país, sino también del mundo. Houston, en particular, lidera al país como una planta eléctrica global con la capacidad de producir 2.6 millones de barriles de petróleo crudo por día en sus 10 refinerías de petróleo y múltiples plantas químicas. Eso considera que Houston es responsable del 45.1 % de la producción total de petróleo del estado y del 13.8 % de la nación. Incluso para una ciudad como Houston, la tarea de cargar con la industria del petróleo y el gas de la nación no es poca cosa. Los cientos de miles de trabajadores que ingresan a las numerosas plantas y refinerías de la Costa del Golfo son la razón por la que Houston y Texas pueden lograr tales resultados; sin embargo, tiene un gran costo para los trabajadores y sus seres queridos.


Las refinerías de petróleo y las plantas químicas son lugares de trabajo extremadamente peligrosos cuando no se cumplen con las normas de seguridad adecuadas y el mantenimiento de rutina. Incluso cuando se cumplen con las precauciones de seguridad y mantenimiento de rutina, las sustancias químicas y otros factores aún pueden poner en riesgo la vida de los trabajadores, lo que aumenta la importancia de tomar todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad. Si bien ocurren accidentes, la mayoría de los incendios y las explosiones son producidos por una de las siguientes tres causas:

Mantenimiento inadecuado

Las refinerías de petróleo y las plantas químicas contienen millones de materiales que requieren un mantenimiento de rutina para funcionar correctamente. Cuando el personal correspondiente no solo no hace inspecciones, sino que tampoco informa ni realiza un seguimiento de los materiales dañados, la vida de los trabajadores se pone en riesgo. Lamentablemente, en muchas plantas y refinerías no se inspeccionan rutinariamente los equipos debido al costo económico que conlleva cerrar las secciones para su mantenimiento. Lo irónico es que el daño catastrófico causado por un accidente en una planta o refinería causaría una pérdida económica mucho mayor que hacer el mantenimiento que podría haberlo evitado.

Almacenamiento inadecuado

Los materiales y sustancias químicas inflamables requieren un almacenamiento especial para garantizar que permanezcan puros y sin contacto con otros materiales que puedan encenderse. Junto con el mantenimiento adecuado, las instalaciones de almacenamiento que albergan materiales y sustancias químicas sensibles deben cuidarse de forma rutinaria. Debido a la naturaleza de los productos que se están refinando, el menor error puede provocar una combustión mortal o la liberación de sustancias químicas tóxicas o inflamables.

Sustancias químicas impuras

Las sustancias químicas utilizadas en varias refinerías y plantas requieren un método de "limpieza" para evitar explosiones u otras lesiones. Cuando los miembros del personal no tratan las sustancias químicas en un proceso conocido como depuración, corren el riesgo de contaminar otras áreas de la refinería o planta. Todas las sustancias químicas que se utilizan en una planta o refinería deben cumplir con el código para su procesamiento debido al efecto dominó que puede provocarse cuando los productos químicos sucios entran en contacto entre sí.

Capacitación de seguridad inadecuada

Según la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA), las empresas que operan refinerías de petróleo y plantas químicas deben cumplir con las regulaciones federales de seguridad que tienen como objetivo minimizar los riesgos asociados con la vida cotidiana en las refinerías de petróleo y plantas químicas. Cuando las empresas no cumplen con las leyes federales para la seguridad de los empleados, están poniendo en peligro la vida de sus empleados a sabiendas. Cuando las empresas no envían a los empleados a las clases de capacitación adecuadas ni implementan los procedimientos de seguridad diarios, los trabajadores sufren lesiones por accidentes peligrosos.

Abogados de Texas especializados en explosión de refinerías y plantas

Los abogados de Adame Garza aprecian el papel fundamental que desempeña la industria de petróleo y gas en la vida de la mayoría de los habitantes de Houston y valoramos el arduo trabajo que hacen los empleados de las refinerías y plantas químicas a diario. Consideramos que todos los trabajadores tienen derecho a un entorno de trabajo seguro y no deberían tener que comprometer su seguridad personal por un cheque de pago. Si usted o un ser querido resultó gravemente herido o murió por una planta química, la explosión de una refinería o un incendio en el lugar de trabajo, es posible que tenga derecho a recibir una indemnización. Contáctenos hoy para una consulta gratuita confidencial sobre su caso. Contact us today for a confidential case consultation at no cost.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish