Accidentes de conductores alcoholizados

Elegir conducir un vehículo bajo la influencia del alcohol pone en riesgo a todos los que circulan en la carretera y demuestra una negligencia grave con respecto a la seguridad de los demás. Conducir un vehículo con una concentración de alcohol en sangre superior a 0.08 se considera ilegal en Texas, pero incluso una cantidad menor puede afectar la capacidad del conductor para conducir un vehículo con seguridad. Solo en 2018, el saldo de víctimas fatales en accidentes de conductores alcoholizados supero las 10,000 y, de todas las muertes causadas por un accidente automovilístico, aproximadamente un tercio involucró alcohol, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.


Conducir en estado de ebriedad con frecuencia lleva a accidentes graves, ya que los conductores alcoholizados a menudo contribuyen a accidentes extremadamente peligrosos a través de acciones como exceso de velocidad, conducir en sentido contrario y cruzar la mediana de una interestatal. Los conductores alcoholizados pueden golpear a conductores, pasajeros y peatones, sin importar cuán cuidadosos estén siendo. Una colisión con un conductor alcoholizado puede causar fácilmente accidentes graves como vuelcos, colisiones laterales y colisiones frontales, entre otros.

En 2014, más de un millón de personas fueron detenidas por conducir bajo la influencia del alcohol en Estados Unidos. A pesar de esta sorprendente cifra, esto solo representó el 1 % de todos los accidentes causados por conductores alcoholizados que se informaron. Eso significa que aproximadamente el 99 % de los conductores que conducen vehículos bajo la influencia del alcohol no son capturados por la policía. Si bien muchos conductores pueden pensar que su consumo de alcohol es insuficiente para causar algún daño, incluso una pequeña cantidad puede causar problemas ya que, por ejemplo, hace que los tiempos de reacción sean más lentos, la capacidad para evitar los peligros potenciales rápidamente y tomar decisiones prudentes disminuya, las funciones visuales se vean alteradas, la coordinación entre las manos y los ojos se reduzca y la memoria y la capacidad de razonamiento se vean afectadas.

Con esta información en mente, es importante conocer los pasos de seguridad que se deben tomar para evitar conducir en estado de ebriedad o bajo los la influencia del alcohol. Por ejemplo, antes de beber, asegúrese siempre de estar con alguien que se mantenga sobrio y que pueda ser su conductor designado y no permita que ninguno de sus amigos conduzca si parece estar alcoholizado. Si ha estado bebiendo o consumiendo sustancias, busque que alguien lo lleve a su casa, use un servicio de viaje compartido o llame a un taxi.

Si se lesiona gravemente o muere en un accidente por conducir alcoholizado, es posible que la víctima o su familia no conozcan el mejor curso de acción. Además de las dificultades físicas y emocionales asociadas con sus lesiones, las víctimas podrían tener que afrontar costos médicos realmente altos. El tratamiento médico, los medicamentos, el equipo especializado, la rehabilitación física y una serie de otros costos necesarios pueden acumularse rápidamente, incluidos muchos costos futuros en curso. Si bien puede parecer que la compañía de seguros del conductor alcoholizado cubrirá todos los costos y ofrecerá un acuerdo aparentemente grande para mitigar estos costos, es importante asegurarse de que cualquier pago aceptado indemnizará completamente a las víctimas por todos los costos presentes y futuros que surjan del incidente.

Es importante que un abogado de Houston con experiencia en accidentes automovilísticos revise los hechos de su accidente para determinar qué lo causó y a quién responsabilizar. Establecer la negligencia por parte del conductor es un elemento crucial para recuperar la indemnización de las víctimas y un conductor que conduce un vehículo motorizado en estado de ebriedad es una clara muestra de negligencia. Si ocurriera un accidente como resultado de esta decisión, es probable que el conductor alcoholizado sea responsable de los daños ocasionados.

Además, nuestro equipo legal investigará en dónde obtuvo el conductor su alcohol. La Ley de Dram Shop es particularmente importante en estos casos. Dicha ley es la parte del Código de Bebidas Alcohólicas de Texas que cubre los llamados establecimientos DRAM, un nombre un poco sofisticado para aquellos lugares, como bares, clubes o restaurantes, en los que se venden o consumen bebidas alcohólicas. La ley hace responsables a estos establecimientos de venderles alcohol a personas obviamente alcoholizadas. Un ejemplo simple es si alguien ha estado bebiendo en un bar y el personal del establecimiento continúa vendiéndole alcohol incluso después de que obviamente está alcoholizado, el establecimiento puede ser considerado responsable si el cliente alcoholizado lesiona a alguien en un accidente de tráfico más tarde esa noche. Los propietarios de establecimientos autorizados a vender alcohol solo pueden ser considerados responsables de la proporción de responsabilidad que les asigne un jurado. En Texas, un jurado debe determinar que la tienda de bebidas es más del 50 por ciento responsable de las lesiones de la persona para que el conductor sea responsable de cualquier parte de la lesión que el jurado determine que causó al elegir beber y conducir. Un abogado con experiencia puede evaluar la situación y ver si esta u otras leyes y estatutos son aplicables a la situación para finalmente asegurarse de que las víctimas responsabilicen a las partes responsables y obtenga toda la restitución que merecen.

Abogados de Houston especializados en accidentes causados por conductores alcoholizados

Si usted o un ser querido resultó herido en un accidente automovilístico que involucró a un conductor alcoholizado, es posible que pueda obtener una indemnización. Los abogados de Houston especializados en accidentes causados por conductores alcoholizados de Adame Garza LLP han ayudado a una gran cantidad de víctimas de accidentes automovilísticos y sabemos lo que es importante cuando se trata de que usted se recupere. Contáctenos hoy para programar una consulta gratuita para debatir su situación particular.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish