high speed chases

Como sucede en cualquier negocio, cuando los clientes visitan un club nocturno, bar o bar cafetería, esperan que exista cierto nivel de seguridad que evitará que sufran lesiones. Lamentablemente, miles de personas resultan lesionadas a diario en peleas y asaltos en clubes nocturnos y otros centros nocturnos. Cuando las personas han estado bebiendo, siempre existe un mayor riesgo de que se tomen malas decisiones, incluidos los altercados físicos. Algunas peleas que estallan solo pueden atribuirse a los clientes involucrados. Sin embargo, a veces la pelea o el asalto pueden estar directamente relacionados con el lugar y su funcionamiento. Si bien no se puede esperar razonablemente que los gerentes, propietarios y personal prevengan cualquier posibilidad de violencia, si la negligencia de su parte contribuye a las lesiones sufridas por un cliente, podrían ser considerados responsables por los daños asociados.


Los propietarios y el personal de los bares tienen la responsabilidad de mantener sus instalaciones seguras para sus visitantes. Las medidas de seguridad pueden incluir el mantenimiento de la propiedad para evitar que ocurran lesiones, como asegurarse de que todos los pisos estén correctamente instalados, que cualquier bebida derramada o vasos rotos se limpien de inmediato y que cualquier entrada/salida y otras áreas exteriores se mantengan en buenas condiciones durante el mal tiempo. Ademán, deben garantizar el cumplimiento continuo de todos los códigos de incendios, incluido el suministro de suficientes salidas sin llave para que los clientes puedan salir en caso de una emergencia. Asimismo, la iluminación adecuada alrededor del lugar y en los estacionamientos es fundamental para evitar lesiones.

Para garantizar un entorno seguro, los lugares deben tomar medidas para evitar que los clientes sean atacados. Esto va mucho más allá de la simple contratación de un guardia de seguridad para hacer cumplir las reglas del establecimiento. Se deben realizar verificaciones de antecedentes de todos los empleados potenciales. Una vez contratados, los clubes nocturnos, bares y bares cafeterías deben asegurarse de capacitar a su personal para que traten adecuadamente a los clientes rebeldes y eviten que causen daños graves. También deben asegurarse de cumplir con todas las regulaciones de la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas para servir bebidas y tener protocolos para prohibirles la entrada a los clientes que han causado problemas en repetidas ocasiones. La administración también debe tener pautas claras para detener una conducta sexual inapropiada y ayudar a las víctimas.

Debido a la naturaleza de su trabajo, los guardias de seguridad a menudo están involucrados en casos de ataques a bares y pueden ser considerados responsables de sus acciones si se determina que han agredido a un cliente. Pueden ser demandados personalmente y ser considerados responsables si causan lesiones o no las previenen. Por lo general, a los guardias de seguridad no se les permite tocar a un cliente a menos que hayan seguido ciertos protocolos para tratar de sacar un cliente rebelde, inclusive llamar a la policía. Si un cliente trató de involucrar a un guardia en un combate físico, solo entonces el guardia puede usar la fuerza para controlar a la persona y calmar la situación. También pueden estar justificados para utilizar métodos físicos en caso de que estén protegiendo a alguien de un atacante o para detener un delito. Si bien el guardia de seguridad puede ser demandado como individuo si se puede probar que sus acciones fueron la causa de las lesiones de otra persona, es probable que el guardia no sea directamente responsable de indemnizar a las víctimas. Sus acciones generalmente se consideran responsabilidad de sus empleadores, y el establecimiento para el que trabajan puede ser responsable si su negligencia aumenta el daño infligido a los visitantes.

Si alguien se lesiona o muere en un club nocturno y ellos o su familia quieren presentar una demanda contra el bar o club, deben establecer ciertos parámetros, incluida la prueba de que la lesión fue causada por las acciones o inacciones del club nocturno. Esto puede incluir probar que el incidente podría haberse evitado con un mayor cuidado o mostrar que las lesiones fueron causadas directamente por el incidente en el establecimiento. Las imágenes de las cámaras de seguridad y el testimonio de los testigos pueden ayudar a establecer la negligencia. Las víctimas pueden buscar una indemnización por los gastos que incluyen las facturas médicas, los costos de terapia en curso, los salarios perdidos y el trauma mental causado por el incidente. Un abogado de Houston con experiencia en lesiones personales sabe lo que debe investigar para evaluar un caso, determinar un curso de acción y ayudar a la víctima a responsabilizar al club nocturno, bar u otro lugar por cualquier daño que puedan haber causado.

Abogados de Texas especializados en lesiones en centros nocturnos

Si fue atacado y lesionado durante una salida nocturna, es posible que pueda buscar una indemnización por sus facturas médicas y otros costos. Los abogados de Texas especializados en lesiones en clubes nocturnos de Adame Garza LLP han ayudado a víctimas de una amplia variedad de incidentes, y tenemos la experiencia específica para asesorarlo con confianza sobre las opciones que tiene. Contáctenos hoy para una consulta gratuita para debatir su caso.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish