Vehicle Rollovers

Los propietarios y conductores de automóviles confían en que los vehículos de los que dependen todos los días se han fabricado de forma segura y se han probado exhaustivamente. Si algo sale mal cuando un vehículo está en la carretera, podría ocurrir un accidente grave. Lamentablemente, los fabricantes y distribuidores no siempre cumplen con esta responsabilidad y cada año se retiran del mercado millones de automóviles, a menudo después de que los consumidores resultan heridos o mueren como consecuencia del producto defectuoso.


Incluso el defecto automotriz más pequeño puede causar un incidente potencialmente mortal, en especial en un vehículo que viaja a altas velocidades. En caso de accidente, el riesgo de lesiones puede aumentar aún más si los equipos de seguridad, como las bolsas de aire, no funcionan correctamente. Algunos artículos defectuosos pueden incluso representar un peligro independiente para los propietarios de vehículos.

Defectos automotrices peligrosos

Se puede argumentar fácilmente que los neumáticos de un vehículo se encuentran entre sus componentes más cruciales, así como los más potencialmente peligrosos. Los neumáticos defectuosos pueden provocar accidentes graves que causen lesiones severas e incluso la muerte por negligencia. Siempre que un neumático explota o pierde su banda de rodadura debido a un defecto, el conductor puede perder fácilmente el control, lo que puede hacer que un vehículo choque contra otro o incluso vuelque, a veces rodando varias veces. Los vuelcos de vehículos pueden aplastar el techo, romper el vidrio de seguridad y causar movimientos violentos que provocan otras lesiones, incluso si los ocupantes del vehículo tienen abrochados los cinturones de seguridad correctamente. Según las estadísticas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA), las tasas de accidentes que involucran neumáticos defectuosos son mucho más altas para camiones y vehículos utilitarios deportivos. Los defectos de los neumáticos de varios tipos, en especial los reventones y las separaciones de la banda de rodadura, han dejado un gran camino de devastación para los conductores y sus familias en todo Texas y el resto del país.

Otra área particular de importancia para la integridad estructural de un automóvil es su chasis. Cuando se golpea un automóvil, y especialmente en el caso de un vuelco, el chasis del vehículo debe resistir el impacto para evitar que los pasajeros que se encuentran adentro sufran lesiones graves. Si un techo se aplasta u otra parte de un vehículo se abolla por el impacto, los daños ocasionados en un accidente automovilístico serán mucho más graves. Si bien las regulaciones federales requieren que se establezcan ciertas medidas de integridad del vehículo antes de que un automóvil se venda al público, algunos fabricantes pueden acelerar la producción u optar por pasar por alto los resultados de accidentes desfavorables, poniendo en riesgo a los consumidores.

Retiradas de productos

Los fabricantes de automóviles deben cumplir con ciertos estándares de seguridad con cada automóvil que producen. A veces, solo después de fabricar y vender un vehículo, se percibe que una parte o función del automóvil podría no funcionar correctamente y poner en riesgo a los conductores. Cuando esto ocurre, el fabricante o la NHTSA emitirán un retiro del mercado del vehículo para que la parte defectuosa pueda repararse o reemplazarse. Generalmente, los retiros del mercado no significan que sea necesario reemplazar un automóvil completo. Los fabricantes de automóviles deben notificar a los consumidores cuando su automóvil esté sujeto a una retirada del mercado. Por lo general, esto se hace mediante el envío de cartas por correo que incluyen los siguientes:

  • una descripción del defecto
  • el riesgo que los defectos representan para los conductores y pasajeros
  • si el coche es seguro para conducir
  • posibles señales de advertencia
  • cómo el fabricante solucionará el problema
  • instrucciones específicas para los propietarios sobre los próximos pasos a seguir

En la mayoría de los casos, las reparaciones se pueden realizar en un concesionario local y el fabricante las pagará. Es importante que se sigan todas las instrucciones del aviso para evitar accidentes.

Los niños pueden ser particularmente vulnerables en accidentes automovilísticos, pero tener los asientos para niños adecuados puede ayudar a prevenir o reducir la gravedad de las lesiones por choque. Los fabricantes de asientos para automóviles deben respetar los más altos estándares de fabricación y diseño para proteger a los pasajeros jóvenes, y la mayoría de los asientos para niños lo hacen, pero a veces, después de que un producto está en el mercado, un defecto o una falla de diseño hace que se retire del mercado. Los fabricantes de automóviles les brindan a los clientes información de contacto, como números de teléfono, correos electrónicos y direcciones, para la retirada de algún producto del mercado; sin embargo, los fabricantes de asientos para automóviles no brindan la misma información. Esto significa que cuando se retira un asiento, es mucho más difícil informar a los clientes. Independientemente de la capacidad de los fabricantes de asientos para automóviles para informarles a los clientes sobre los retiros del mercado, tienen la responsabilidad de producir productos que cumplan con ciertos estándares de seguridad federales. Los padres pueden verificar si hay retiradas de asientos para niños en cualquier momento en el sitio web de la NHTSA.

Si bien es común que los neumáticos, las partes del chasis y los asientos para niños tengan defectos, muchos otros componentes pueden ser también defectuosos, como las bolsas de aire, los cinturones de seguridad, las ventanas o los parabrisas, los asientos, las piezas inflamables, los frenos y los interruptores de encendido. Puede ser difícil determinar la parte responsable y enfrentarse a empresas intimidantes después de que una pieza defectuosa del automóvil haya contribuido a un accidente. Por ejemplo, una bolsa de aire puede estar defectuosa debido a un diseño deficiente, un error de fabricación o una prueba inadecuada realizada antes de la distribución. Las víctimas generalmente se enfrentan a empresas masivas, pero un abogado con experiencia en este campo del derecho puede marcar la diferencia para obtener la indemnización que se merece.

Abogados especializados en responsabilidad de los productos de automóviles

En los últimos años se ha registrado un número récord de retiradas de vehículos en todo el país, con millones en riesgo debido a piezas defectuosas. Si cree que usted o un ser querido ha sufrido daños debido a un mal funcionamiento del vehículo, los abogados especializados en responsabilidad de los productos de automóviles de Adame Garza LLP pueden ayudarlo. Contáctenos hoy para hablar con un abogado de Texas con experiencia y dar los primeros pasos para buscar una indemnización por sus lesiones. Contact us today to speak to an experienced Texas attorney and take the first steps in seeking compensation for your injuries.

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish